Por primera vez Mekanaves se enfrenta al reto de diseñar y construir una nueva nave para la cría y engorde de pavos. Hasta ahora, han sido muchos los proyectos ganaderos de pollos o cerdos, y aunque son muy similares, las granjas de pavos poseen alguna especificación a la que Mekanaves, por su parte, ha hecho frente sin ningún tipo de complicación.

Esta nueva Mekanave está ubicada en Ariño, provincia de Teruel y nuestro cliente escogió Mekanaves por la recomendación de un amigo. Debido a la rapidez, seriedad, calidades en los materiales y precio, su nuevo proyecto encajaba a la perfección con nosotros y nuestra filosofía de empresa, por lo que este ganadero de Ariño se decidió rápidamente a confiar en nosotros para su nuevo proyecto de vida.

Hoy en día, el mercado del pavo está en auge debido a la crisis coyuntural que está sufriendo el mercado avícola en nuestro país. Una sobreoferta en la producción de pollos, ha provocado la bajada de precios en todo el sector avícola y ello ha provocado un aumento en la construcción de este tipo de estructuras. Mekanaves no se quiere quedar atrás y ya se ha adaptado a la perfección al diseño de este tipo de naves.

La producción de pavos es muy similar a la de pollos con la diferencia de que en sus primeras horas de vida precisan de una mayor atención, aunque una vez superado este tiempo, estos animales son más resistentes y se adaptan mejor. Además, el tamaño de estos animales cuando alcanzan la edad adulta, es bastante superior a la de un pollo y aquí es donde se encuentra una de las principales diferencias entre una granja de cría y engorde de pollos y una de pavos.

Otra de las razones por las que las granjas de pavos están aumentando en nuestro país es que la carne de este animal posee numerosas propiedades nutricionales, es sano y con todas las características de la carne blanca, pocas calorías y rica en proteínas de alto valor biológico. Cada día cuenta con una mayor demanda en el mercado y España está alcanzando el consumo de países mediterráneos como Francia e Italia, que hace ya algún tiempo nos superaban en el consumo de esta carne.

Este aumento en la demanda de carne de pavo está provocando que muchas explotaciones avícolas lleven a cabo la integración de estos animales, cambiando las producciones de pollos a pavos y llevando a cabo los cambios estructurales necesarios para acoger a estos animales de la manera adecuada.