Hace un tiempo ya os contábamos la historia sobre esta nueva Mekanave situada en Alcanar, Tarragona. Nuestro cliente necesitaba ampliar su lugar de almacenaje de una manera rápida, sencilla y con opción de automontaje así que como mejor opción, acudió a nosotros para construir una nave industrial que hiciera las veces de almacén de fruta, en concreto de granadas.

La nueva nave industrial tiene unas características técnicas bastante específicas, las condiciones térmicas deben cuidarse mucho ya que se trata de un lugar que va a contener alimentos, además, el espacio debe contar con un lugar destinado a una báscula de pesaje.

En estos momentos, la nave está casi en su fase final y el cliente se encuentra muy satisfecho con los resultados obtenidos.

Nave industrial en Tarragona, parte exterior en montaje. Mekanaves.

Reto Mekanaves

Uno de los principales retos que suponía esta nave industrial para el equipo Mekanaves, es que nuestro cliente requería algunas especificaciones para su centro de almacenaje, entre ellas, la situación de las puertas, que debían ser laterales y no frontales debido a que situación de la nave y a que es una ampliación de una ya existente. Además, por exigencias del ayuntamiento local, el color debía ser un RAL 8004. Pero esto no supuso ningún problema para el equipo Mekanaves que enseguida se puso a trabajar y buscar soluciones para estos pequeños detalles.

 

Asimismo, con el propósito de obtener cuanto antes los permisos de obra necesarios y la legalización de las instalaciones, nuestro equipo facilitó primero los planos completos y la memoria de cálculo para que la ingeniería local completara el proyecto y se pusiera en marcha el montaje de la nueva nave cuya función principal es la de almacén.

 

Nave industrial en Tarragona para almacén de fruta. Proceso de automontaje, DIY. Mekanaves

Por supuesto, los acabados en fachada debían ser en resina de poliuretano para retardar la posible propagación de un fuego y los lucernarios, aparte de permitir la entrada de la luz natural, debían aislar el local debidamente. De esta manera, la nueva nave de almacenaje de fruta cumple con todos los requerimientos necesarios de una actividad como esta.

Nave industrial de Mekanaves, automontaje, situada en Tarragona para almacén de frutas

Características de la nueva Mekanave

Anchura: 12.6 metros. Con hastial abierto debido a que debe estar unida a otra nave ya existente.

Longitud: 13.5 metros

Altura: 3.5 metros

Separación entre pórticos: variable

Pendiente aproximada de la cubierta: 20 %

Superficie total: 170 metros cuadrados

Acabados en cubierta: Panel sándwich de 40 milímetros prelacado en RAL 8004 con resina de poliuretano para conseguir un aislamiento adecuado para el correcto almacenaje de la fruta. La densidad del panel es de unas medidas específicas para, como los acabados en resina de poliuretano, para retardar la propagación del fuego.

Acabados en fachadas: Panel sándwich de 40 milímetros prelacado en color blanco y puerta corredera de 4 metros de ancho por 2.7 de alto. La densidad del panel posee las mismas características que el de cubierta para evitar la propagación en un posible fuego.

Lucernarios: Un 10% de la superficie de cubierta está compuesta por lucernarios de policarbonato para permitir la entrada de luz natural, pero que la transmisión térmica del exterior no sea excesiva, es decir, que haya un aislamiento adecuado a las funciones que esta nave industrial va a cumplir desde ahora y en un futuro.

Canales de recogida de aguas: La nave cuenta con canales y bajantes para la correcta recogida y evacuación de las aguas pluviales a lo largo de todo el espacio.

Transporte a destino por parte de Mekanaves.

Tiempo de construcción y montaje: 4 semanas.

Opción de construcción: El cliente eligió el AUTOMONTAJE para su nueva nave, y aunque en todo momento ha contado con el asesoramiento técnico del equipo Mekanaves y el traslado de uno de nuestros técnicos al lugar, decidió por su parte contar con los servicios de un taller local de estructuras metálicas para el proceso de montaje.