La cimentación es la parte estructural de una nave industrial  o de cualquier edificio encargada de transmitir las cargas al terreno, éste ES EL ÚNICO ELEMENTO DEL QUE NO PODEMOS PRESCINDIR  por lo que la cimentación la realizaremos en función del tipo de nave y de las características del terreno.

En primer lugar debemos advertir de la necesidad de ejecutar siempre una cimentación en cualquier tipo de edificio sin distinción, y por supuesto en cualquier tipo de nave industrial o nave agrícola  estaremos además obligados a hacerlo para cumplir la leyes y normas existentes.En resumen ejecutar una cimentación es absolutamente necesario e innegociable por:

  1. Norma (Código Técnico de la Edificación): En su documento básico de seguridad estructural sobre cimientos (DC SE-C) quedan recogidos todos los condicionantes a tener en cuenta en el cálculo de las cimentaciones
  1. Seguridad: ninguna nave fija o prefabricada por ligera, nave desmontable e incluso nave provisional que pueda ser puede sustentarse  garantizando las acciones tales como capacidad portante de un terreno o efectos de succión del viento sin considerar la cimentación que corresponda en cada caso.
LA CIMENTACIÓN DE UN EDIFICIO ES OBLIGATORIA Y HA DE CALCULARSE PARA EL LUGAR Y CARACTERÍSTICAS DEL TERRENO DONDE VAYA A IMPLANTARSE.
Aclarada la obligatoriedad de la cimentación en la construcción de cualquier nave industrial o similar  dejamos a un lado aquellas naves provisionales (carpas de aluminio) que en base a su provisionalidad y jugando con este término proponen soluciones de anclajes mecánicos al terreno existente, estos métodos NO SON VÁLIDOS, no cumplen las normas establecidas poniendo en claro riesgo la estabilidad de nuestra nueva nave prefabricada  y olvidándose u obviando  la responsabilidad del promotor o dueño de  la misma que es de acuerdo a la ley el primer y principal responsable ante cualquier accidente o problema de estabilidad de su nueva nave industrial.

Una de las principales características de una nave prefabricada Mekanave y sin duda una de sus principales ventajas radica en la necesidad de una cimentación más ligera que una nave metálica convencional y mucho más ligera que una nave prefabricada de hormigón.

¿Por qué una Mekanave precisa menos cimentación? ¿Cómo lo hacemos?
Tres son las claves que hemos identificado inherentes a nuestra filosofía y a nuestro sistema constructivo que implican una menor cimentación, una es consecuencia de la otra, de manera que secuencialmente podríamos explicarlo así:

  1. Desarrollo de producto: La cimentación es uno de los puntos clave en la construcción de una nave prefabricada en cuanto a los tiempos y los costes imputados, fijamos nuestro objetivo en conseguir desarrollar un sistema que disminuyera las dos variables mencionadas, tiempo y coste.
  2. Los sistemas de cálculo más avanzados: No es posible innovar solamente con buenas ideas, las mejores herramientas y los mejores profesionales al servicio de una buena idea, hoy por hoy existen en el mercado herramientas de última generación que permiten mejorar lo existente o lo hecho hasta ahora, nuestras cimentaciones están calculadas siguiendo este método de trabajo, apostamos por el futuro mirando de reojo al pasado.
  3. Ligereza de la estructura: Básico para nosotros en nuestra apuesta y filosofía, optimizar una estructura metálica desde el punto de vista del coste pasa por reducir su peso como elemento fundamental. Una  estructura metálica ligera lleva implícito una menor necesidad de cimentación.
Un sistema de cimentación sencillo, rápido, disminuyendo los posibles errores en obra, con una menor cantidad de material necesario lo que implica un precio menor y con alta calidad percibida, ese es nuestro propósito.

Ventajas de una nave prefabricada Mekanave con cimentación ligera

  1. Economía: Una nave metálica prefabricada con un coste menor de cimentación (un 50% frente a una nave metálica tradicional y un 80% frente a una nave prefabricada de hormigón de media)
  1. Rapidez en la ejecución: Menor cantidad de trabajo, coordinación desde el primer día con la oficina técnica propia de Mekanaves, posibilidad de ejecutar la cimentación muy rápido mientras se fabrica tu nueva nave prefabricada Mekanave.
  1. Sencillez en la ejecución: permitiendo la ejecución de esta parte de la obra por personal no especializado, ejecutando en un solo paso zapatas de cimentación y solera de la nave lo cual lo hace más sencillo y rápido.
  1. Disminución de los posibles errores: El sistema de cimentación Mekanaves permite la no colocación de anclajes en el hormigón como es habitual, permitiendo el anclaje mecánico posterior sobre la propia solera eliminando totalmente el principal y más frecuente problema en obra de alineación de anclajes para la instalación de una estructura metálica atornillada.  Sencillo y rápido aunando cimentación y solera en una sola operación.
En Mekanaves nos encargamos de calcular la cimentación necesaria para tu nueva nave prefabricada SIN COSTE ADICIONAL PARA TI, podrás beneficiarte de nuestro sistema constructivo lo que redundará en un menor coste global del proyecto de tu nueva nave metálica prefabricada
Esperamos que te haya gustado nuestro artículo, recuerda que tienes a tu disposición un departamento técnico al que podrás consultar directamente cualquier duda que te haya quedado PREGUNTANOS, tienes una línea directa para resolver tus dudas en el teléfono 976 67 17 41 y la respuesta a las principales preguntas que durante todo este tiempo nos han hecho nuestros clientes sobre este y muchos otros temas puedes acceder desde aquí:
CONFIGURA TU Mekanave
Preguntas Frecuentes