Una de las principales características que distinguen nuestras naves metálicas desmontables de una nave metálica convencional es el proceso de galvanización al que sometemos a todos los elementos que fabricamos y que componen nuestras Mekanaves.

Una nave metálica galvanizada tiene sin duda unas propiedades mejores que una nave metálica pintada y aquí os vamos a explicar cuáles son los motivos, pero empecemos por el principio:

¿Qué es el acero galvanizado?

El acero galvanizado es un tipo de acero al cual se le aplica una cobertura de varias capas de zinc, estas capas son aplicadas sobre el acero evitando algo que en sí mismo es un proceso natural en el acero,  su oxidación y corrosión, de esta forma, permite una mayor durabilidad y resistencia a lo largo del tiempo.

Un dato curioso que ilustra la importancia del galvanizado

En el año 1883 se inauguró en Nueva York el famoso puente de Brooklyn, los cables de acero tensores del puente, elemento fundamental de esta joya de la ingeniería, se fabricaron en acero galvanizado. Más de cien años más tarde de su inauguración, el citado puente se sometió a un proceso de restauración y mejora, pudiendo observar los ingenieros a cargo de la obra el perfecto estado y funcionamiento de los cables más de 100 años más tarde de su puesta en servicio.

El proceso del galvanizado

El paso fundamental del proceso es la inmersión de las piezas de acero en zinc fundido a una temperatura aproximada de 450ºC hasta lograr un recubrimiento de diferentes micras de espesor según se trate de un recubrimiento bajo de 7 a 42 micras (UNE EN ISO 10346) o de recubrimiento alto 45 a 200 micras (UNE EN ISO 1461). El proceso de galvanizado de las piezas de acero crea una capa que lo recubre y que le proporciona alta resistencia a golpes, gran dureza, elevada vida útil y un acabado final especialmente adecuado para la utilización en ambientes húmedos o corrosivos.

Todas las piezas que fabricamos y que componen nuestras naves metálicas Mekanaves están sometidas a un proceso de galvanización de acuerdo a la normativa existente quedando sometidas a un estricto control de calidad en fábrica antes del montaje de las mismas y su puesta en servicio.
El resultado final es que la fabricación de nuestras estructuras metálicas galvanizadas presenta amplias ventajas con respecto a una nave metálica convencional
  • Gran durabilidad:  El recubrimiento logrado con el proceso de galvanización puede durar más de 100 años como hemos mencionado, dependiendo en gran manera del entorno al que esté sometido. Pero en cualquier caso, es muy superior a una estructura o nave metálica pintada. 
  • Recubrimiento integral: El proceso por inmersión en zinc garantiza un recubrimiento homogéneo y completo de las piezas, algo que en el proceso de pintado tradicional no puede conseguirse en la mayoría de los casos.
  • Calidad en el acabado final / normativa / trazabilidad: El resultado del proceso de galvanización es una pieza de alta calidad percibida, sometida en su fabricación a los más altos estándares de calidad regulados por las normativas existentes.
  • Ausencia de mantenimiento: las naves metálicas galvanizadas no precisan de ningún tipo de tratamiento preventivo ni de mantenimiento a lo largo de su vida útil, lo que sin ninguna duda economiza su coste si consideramos su ciclo completo de uso y no solamente el precio de compra inicial.
  • Excelente relación coste / beneficio: si bien el proceso de galvanizado tiene a priori mayores costes en su cadena de producción, los beneficios logrados por muy poco más compensan con creces estos inconvenientes si atendemos a todas las ventajas mencionadas.

Mekanaves, una apuesta segura

En Mekanaves nuestra apuesta por la calidad es uno de nuestros leitmotiv. Por eso, cuando decidimos que todas nuestras naves prefabricadas serían  galvanizadas nuestra apuesta fue múltiple:

  • Apostamos por la calidad en los acabados
  • Apostamos por la durabilidad
  • Apostamos por mantenimiento nulo
  • Apostamos por el compromiso calidad / precio
Esperamos que te haya gustado nuestro artículo, recuerda que tienes a tu disposición un departamento técnico al que podrás consultar directamente cualquier duda que te haya quedado PREGUNTANOS, tienes una línea directa para resolver tus dudas en el teléfono 976 67 17 41 y la respuesta a las principales preguntas que durante todo este tiempo nos han hecho nuestros clientes sobre este y muchos otros temas puedes acceder desde aquí:
CONFIGURA TU Mekanave
Preguntas Frecuentes